Medicina estética: cuándo empezar

Algunas personas no consideran oportuno que jóvenes de 25 años sigan tratamientos médico estéticos: “Aún no tiene edad. Aún no lo necesita”. La pregunta de cuándo es aconsejable empezar a echar mano de estas terapias tiene diferentes respuestas, según el concepto que el/la profesional de medicina estética tenga de su trabajo.

Para nosotros, el equipo de Gaia Pro Aging liderado por la Dra. Ponga, la medicina estética es una disciplina enfocada a proporcionarte los medios para estar lo mejor posible en cada etapa de tu vida. Sin artificios, sin “añadidos” antinaturales, sin despersonalizar al paciente.

Bajo este prisma, sí que está justificado empezar con tratamientos médico-estéticos a esa edad, 25-30 años, para empezar a cuidarse más allá de la simple aplicación de productos cosméticos. Nos explicamos:

El cuerpo humano cuenta de nacimiento con un complejo conjunto de elementos que se van gastando y reponiendo a lo largo de la vida. En la piel, como en otros niveles del organismo, la reposición de esos componentes no puede seguir el mismo ritmo que el desgaste, es más lenta, produciéndose el fenómeno del envejecimiento.

Si conseguimos, mediante terapias médico-estéticas, que las reservas de la piel se vayan desgastando a un ritmo más pausado, podremos garantizar un tejido cutáneo más sano y juvenil durante más tiempo.

Para esa franja de edad, los tratamientos aconsejables trabajan en esa dirección:

  • Un buen cóctel de vitaminas y ácido hialurónico, para aportar a la piel nutrientes y la hidratación óptima.
  • Una sesión de terapia fotobiodinámica, para activar mediante la luz tanto la circulación sanguínea -y, por tanto, la oxigenación de las células cutáneas como la producción de colágeno y otros componentes que forman el sostén de la piel.
  • Una mínima aplicación de toxina botulínica, para frenar desde el principio que las primeras arrugas se vayan haciendo más profundas.
  • Un aporte de plasma rico en plaquetas, para estimular los procesos de regeneración de la piel.

Terapias sencillas y cero invasivas como las descritas, junto a alguna sesión en cabina y el mantenimiento en casa con cosméticos de calidad son lo más aconsejable para ir cumpliendo años sin que se noten en la piel.

Con el paso del tiempo y los cambios hormonales asociados a él, las necesidades de la piel aumentan. Los tratamientos anteriores siguen siendo eficaces y recomendables cuando el objetivo es el rejuvenecimiento, pero al mismo tiempo, otros recursos, cada vez más naturales y no invasivos, como los Hilos APTOS, por ejemplo, son un gran apoyo para garantizar la mejor versión de ti mismo/a, con el aspecto saludable, equilibrado y único que en Gaia Pro Aging buscamos para todos nuestros pacientes. Consúltanos sin compromiso qué tratamiento es el más conveniente para tu edad.

Share Button