Novedades

HILOS MÁGICOS O JAPONESES

Fantásticos aliados en la lucha contra el descolgamiento facial y corporal.

Lo primero que hace la Dra. Ponga es un dibujo de un mapa de puntos que le servirá de guía para la colocación. Los hilos son unas hebras finísimas de polidioxanona -material bio compatible- que se introducen a nivel subcutáneo con una aguja/cánula muy fina, y que, al retirarla, deja el hilo tensado sin necesidad de anclajes.

La idea es tejer una especie de malla, colocando unos hilos en una dirección y otros tantos cruzados en sentido contrario.

La intervención se realiza en consulta, dura unos 30′ y el paciente puede hacer vida normal a continuación.

Además de estirar la piel por el efecto tensor, el organismo, al disolver el componente del hilo, induce a la producción de colágeno y fibroblastos en la zona tratada, lo cual mejora tanto el descolgamiento como el aspecto general de las arrugas.

El precio depende del número de hilos colocados. Una reestructuración completa del rostro cuesta alrededor de 600€; si hablamos del cuello, podemos rondar los 350€ y si lo hacemos de los brazos, alrededor de 300€ cada uno.

La duración del tratamiento va de los 12 a los 18 meses.

Las zonas que se tratan con buenos resultados son: Rostro, cuello, escote y mamas, muslos, brazos y abdomen.

Share Button

Agujas contra las arrugas

IMGP3659

IMGP3667

Desde la Medicina Tradicional China, esta ancestral técnica de belleza que también cuida nuestra salud.

Acupuntura facial. Con esta técnica de cinco mil años de antigüedad es posible retrasar el envejecimiento, consiguiendo una cara luminosa y juvenil sin pasar por el quirófano.

Cada cara es analizada de forma individual por la Dra. Montserrat Ponga, que pauta el tratamiento adecuado a cada necesidad y persona. Algunos pacientes necesitarán más trabajo en las arrugas de la frente, mientras otros precisarán minimizar los surcos nasogenianos, o redibujar el óvalo facial o eliminar bolsas…

Una vez establecidas las necesidades llega el momento de pinchar. Las agujas ¡NO DUELEN! Son casi transparentes, las más finas que existen. Algunas se insertan en la cara para producir una contracción muscular que tensará la piel, mientras otras se colocan en distintos puntos del cuerpo. El objetivo es conseguir la producción de colágeno de forma natural.

Una vez se retiran las agujas –después de unos veinte minutos- se realiza un leve masaje zonal con un martillito de Flor de Ciruelo dotado de múltiples microagujas y, posteriormente, un agradable masaje con Gua Sha, una pieza de jade muy suave que aporta gran luminosidad a la piel.
Reduce las arrugas, las bolsas y ojeras, redefine el óvalo facial, realza los párpados y fortalece la papada.

Para empezar a notar que las arrugas se nos planchan hacen falta por lo menos cinco sesiones con una pauta semanal, pues es el tiempo necesario para que la piel se tonifique y obtener un efecto duradero. La redefinición del óvalo facial requerirá unas diez sesiones. Y todo ello sin ningún tipo de riesgo ni contraindicación.

Las sesiones sueltas cuestan 50€ cada una, pero están a disposición de nuestros pacientes bonos de 10 sesiones por 350€.

Ven a Gaia Pro Aging. Saber cumplir años es un don. Y la belleza plena, la recompensa.

Share Button
Página 4 de 41234