Posts Tagged adelgazar

Testimonio: recuperando mi silueta pre-menopáusica con Coolsculpting

Sobre los efectos que la menopausia provoca en nuestra piel y cuerpo y cómo afrontarlos os hemos hablado con anterioridad en este artículo y este otro.

Una de las consecuencias más desagradables es la nueva facultad que adquiere nuestro organismo en esta etapa: acumular mucha más grasa que antes, y casi toda en la zona abdominal.

Tener un vientre plano parece casi imposible, por no hablar de las cambios en la forma de nuestra cintura, que empieza a preferir la línea recta en vez de la curva habitual, tan sensual.

¿Tenemos que resignarnos y decirle adiós a la silueta de antes? Quizá hace unos años, sí. Entonces, el único método totalmente efectivo para eliminar esa grasa traicionera era una operación quirúrgica, la liposucción, y al ser tan invasiva y dolorosa muchas mujeres ni la consideraban. Hoy en día, existe un sistema tan eficaz como la liposucción que sin embargo no necesita pasar por el quirófano ni causar dolor: es la criolipólisis de CoolSculpting®.

Recogemos a continuación el testimonio de una de los millones de personas que están utilizando con éxito este tratamiento en todo el mundo. Mireia nos explica su experiencia con CoolSculpting® y su satisfacción con los resultados.

”Remodelando mi cuerpo para volver a reconocerme”

“Tengo 58 años; en menopausia desde los 50. He sido muy deportista toda la vida pero, qué duda cabe, cuando llega esta etapa nuestro cuerpo cambia, y cambia tanto que incluso nos cuesta reconocernos. Aunque comas como siempre, o incluso menos, parece que todo te aprovecha el doble… y toda la grasa va a parar al abdomen y la cintura.

Decidí hacer algo para solucionarlo. Quería seguir sintiéndome yo misma. Y el sistema CoolSculpting® me pareció el ideal:

  • Es definitivo. En la zona tratada, las células grasas que elimina Coolsculpting ya no vuelven a ser reemplazadas nunca más.
  • No es una operación quirúrgica: no tiene sus riesgos, ni es doloroso; no necesitas tiempo de recuperación.
  • Con una sesión basta: es un método zonal. Una vez aplicado CoolSculpting® en una zona, nunca más necesitas volver a realizar el tratamiento en esta parte del cuerpo.“

“Mi primera experiencia”
“En mayo de 2018 realicé mi primer tratamiento CoolSculpting®. Fueron 4 ciclos en el abdomen. Al cabo de 5 semanas hicimos fotos de control y el resultado era impresionante. Os pongo aquí las fotos.

Me impresionó tanto que compartí las fotos en las redes, expresando mi admiración: ‘Alucinante es poco, porque esto va a seguir mejorando hasta los 3 meses’.

Efectivamente, CoolSculpting® destruye los adipocitos de la zona tratada y desde ese momento y durante los meses siguientes, el cuerpo va asimilando el tratamiento y va efectuando cambios: la mejora total se observa en unos 3 meses después de la sesión.”

“Sigo mejorando mi cuerpo… y mi satisfacción con mi silueta”

“Con el éxito obtenido en el abdomen, este año me he animado a seguir con la zona superior de los flancos y en agosto me puse 2 ciclos “mariposa” (se llama así porque se adapta a esta zona).

Hace unos días hicimos de nuevo fotos de control, esta vez con una cámara increíble, en 3D: Quantificare. Con ella podemos saber con exactitud científica exactamente cuántos centímetros he reducido y de dónde.

Bueno, yo ya lo había notado en mi ropa, claro: todo me iba holgado. Pero con la foto del Quantificare pudimos identificar algo casi mejor que perder centímetros: el tejido se recoloca. Fijaos sino en mi ombligo: ¿dónde estaba antes y dónde está ahora?

En fin, estoy encantado con mi decisión. Al verme mejor y saber que nunca más se acumulará grasa en esas zonas que ya he tratado, me siento más animada, más segura de mi cuerpo, más motivada que nunca para darlo todo en mi intensa vida deportiva…

…y, claro está, para seguir tratando una por una las partes de mi cuerpo donde la menopausia ha dejado su huella en forma de grasa. Así, zona a zona, en pequeñas dosis, voy viéndome cada vez mejor, me reconozco cada vez más y, claro, me siento estupendamente. Lo próximo: dos ciclos más en la parte inferior de los flancos.

El “chollo” de CoolSculpting® no está en el precio. Como tecnología sofisticada que es, cada ciclo puede oscilar entre los 600-800€. No es una moda o un capricho. El “chollo” es su increíble y contrastada efectividad y la garantía de que lo que elimina es para siempre. En ese sentido, soy de la opinión de que invertir en tu bienestar, en tu salud, en sentirte bien contigo misma cada día es lo mejor que puedes hacer, en vez de ir probando “ofertas” sin fundamento científico, un pozo sin fondo donde se hunde tu dinero y tus esperanzas.”

Share Button

Los ultrasonidos que remodelan tu figura

Entre los tratamientos de medicina estética más efectivos para redibujar tu silueta y corregir la flacidez corporal se encuentran los ultrasonidos focalizados de baja intensidad (HIFU, según las siglas de su denominación en inglés). Para el caso concreto de aplicación corporal, se utiliza el HIFU Deep Slim.

Siguiendo la tendencia de los tratamientos más innovadores, el HIFU Deep Slim es un método de alta precisión, seguro, no invasivo, sin efectos secundarios, que te permite mantener tu ritmo de vida después de la sesión.

Sus efectos se van haciendo más visibles de forma gradual, debido a que incide a nivel celular y la reacción progresiva del tejido tratado se va manifestando durante las semanas siguientes al tratamiento.

Y ¿cuáles son estos efectos? El retensado del tejido cutáneo, la compactación de las células grasas y el rejuvenecimiento de la piel. El resultado es una reducción de volúmenes, una silueta remodelada, de contornos y textura más firmes y de mayor calidad.

Sí que es importante precisar que el HIFU Deep Slim no logra reducir el contorno corporal mediante la eliminación de las células grasas, aunque en muchas informaciones puedas leer lo contrario. Claro que con este sistema pierdes centímetros (puedes bajar hasta 2,5 cm en una sola sesión), debido a que las zonas con adipocitos –las células grasas- quedan “encapsuladas” y compactadas, ocupando menos espacio, lo que repercute también en una mayor consistencia del contorno.

En este sentido, este sistema es el complemento ideal de otro tratamiento estrella, CoolSculpting®, que sí que destruye las células grasas de forma definitiva por medio de la criolipólisis, la aplicación de frío controlado científicamente.

Cómo actúan los ultrasonidos con la grasa corporal

Los ultrasonidos focalizados de baja intensidad (HIFU) son ondas que se propagan a través del tejido cutáneo hasta la profundidad elegida por el profesional médico-estético.

Normalmente, en una sesión se trabaja a diferentes profundidades, para provocar diversas respuestas por parte de las células tratadas a las vibraciones producidas:
• la reacción de la fascia muscular, que inicia un proceso de retracción que se traduce en el tensado de la piel;
• el empaquetamiento de las bolsas grasas, que, al estar compactas, reducen su tamaño y aportan tersura a la piel.
• La estimulación de la generación de colágeno y elastina, los componentes de una piel nuevamente joven y tersa, de textura más densa, lisa y elástica.

Es necesario señalar que, como hemos avanzado antes, se trata de una técnica de alta precisión, totalmente segura si es aplicada por un/a profesional experto/a que sabe “lanzar” los ultrasonidos a la zona y profundidad indicada, sin afectar a la capa más superficial, la epidermis, ni a vasos sanguíneos, circuito nervioso, etc., con la ayuda imprescindible de la ecografía cutánea.

El HIFU Deep Slim puede aplicarse allá donde se acumula la grasa localizada: abdomen, muslos, rodillas, brazos, … Una media de tres sesiones bastan para conseguir la mejora visible de la silueta. Empieza ahora y asiste a la transformación progresiva de tu cuerpo que tanto deseas.

Share Button

Profundizando en el tratamiento que elimina la grasa para siempre

La pasmosa efectividad de CoolSculpting® para eliminar la grasa localizada de forma definitiva sin dolor y sin cirugía es un hecho que hemos podido verificar una y otra vez en Gaia Pro Aging con todas las personas a las que hemos tratado desde que incorporamos este dispositivo en nuestro centro.

Por este motivo, convencidas de las grandes posibilidades que ofrece CoolSculpting® y dispuestas siempre a poner a disposición de nuestros/as pacientes lo más avanzado del mercado médico-estético, la semana pasado estuvimos en el curso de perfeccionamiento que Allergan, empresa distribuidora de este sistema, organizó los días 2 y 3 de abril en Barcelona.

Mireia Sagistrà y Patricia Bautista, CEO y RRPP de Gaia Pro Aging respectivamente, asistieron a este seminario, en el que participaron unos 20 médicos y profesionales estéticos y plásticos de Italia y España.

El curso, impartido en unas magníficas instalaciones frente al puerto, supuso una oportunidad única para poner en común las diversas experiencias con CoolSculpting® y enriquecerse con las vivencias de diferentes centros y países. La formación fue realmente intensiva e incluyó sesiones para conocer los más actuales estudios tanto cualitativos como cuantitativos sobre los intereses del público en el mercado médico-estético de toda Europa.

Como observamos en nuestra práctica diaria, en la evolución de los tratamientos y en las preferencias de nuestros/as pacientes, la tendencia general no deja de ser la que marca la lógica, cada vez más posible gracias a los avances tecnológicos y científicos: tratamientos menos invasivos, más seguros, de gran efectividad y con una orientación hacia la naturalidad de los resultados.

También hubo tiempo para incidir en las mejores formas de diagnosticar a cada paciente, algo de importancia fundamental en casos como los tratados con CoolSculpting®: definir claramente qué zona ha de ser tratada y cómo son puntos esenciales para desintegrar las células grasas del lugar preciso que permita recuperar una silueta con el dibujo deseado.

Los ponentes ofrecieron un repaso técnico exhaustivo con modelos de todas las zonas de tratamiento posibles con CoolSculpting®. Desde la papada a los brazos, pasando por las rebeldes acumulaciones de grasa de la zona del sujetador, allí donde la células grasas se convierten en un reto difícil de superar, CoolSculpting® consigue grandes victorias.

En resumen, dos días extraordinariamente interesantes que nos sirvieron para ratificar nuestra apuesta por CoolSculpting® y regresar a Gaia Pro Aging con un renovado entusiasmo y motivación por este método basado en la aplicación de frío controlada científicamente para eliminar la grasa localizada.

Share Button

El Balón gástrico Elipse: la ayuda definitiva para perder peso

El balón gástrico es un conocido sistema de apoyo para perder peso en aquellos casos en los que el paciente presenta un grado de ansiedad que le impide ajustarse a una dieta.

Se trata de un dispositivo que se introduce en el estómago y ocupa parte de su capacidad, con lo que se consigue una sensación de saciedad que ayuda al paciente a controlar la ingesta de alimentos.

La efectividad de este sistema ha sido ampliamente comprobada; incluso algunos personajes más o menos populares han utilizado este recurso para adelgazar.

Normalmente se utiliza para situaciones de un sobrepeso considerable, o en las que la salud del paciente está comprometida por sus kilos de más. Este uso restringido se debe, entre otras razones, al hecho de que hasta ahora adoptar este sistema tenía sus complicaciones.

En efecto, el balón gástrico, tal como lo conocemos tradicionalmente, requiere de una endoscopia y anestesia tanto para su colocación en el interior del estómago como para su posterior extracción.

Ahora es más fácil adelgazar

Ahora, el Balón Elipse, de Allurion, viene a revolucionar todo el panorama, con una solución que simplifica totalmente la utilización de este medio para adelgazar.

La diferencia fundamental en relación a otros balones gástricos es su facilidad de colocación:

  • sin cirugía
  • sin endoscopia
  • sin anestesia

El Balón Elipse se instala en el estómago durante una breve visita al médico de unos 20 minutos. El paciente ingiere una cápsula con el Balón Elipse desinflado, unido a un fino catéter. Una vez la cápsula llega al estómago, el médico, a través del catéter, rellena el Balón Elipse de líquido. Luego, extrae el tubo con cuidado… y ¡ya está! El paciente puede marcharse a casa. La mayoría de personas, en uno o dos días puede restablecer su actividad normal.

El Balón Elipse provoca una sensación de saciedad que ayuda a comer menos. Este efecto se pierde con el tiempo, ya que el estómago se acostumbra a ello y deja de tener efecto. De todos modos, en ningún caso el objetivo del Balón es estar dentro del organismo de por vida, sino que está concebido para permanecer solo unas 16 semanas.

Después de unos cuatro meses, el Balón Elipse se desinfla solo, eliminándose por el tracto intestinal de forma natural.

Las únicas molestias suelen darse en las primeras horas, en las que algunos pacientes pueden sentir náuseas o calambres abdominales, que el médico controla con medicamentos habituales.

Elipse, todo un programa de adelgazamiento

El Balón Elipse es un método efímero, para ser utilizado solo durante unos meses. Y es así porque solo es la parte más visible de un programa completo de adelgazamiento, indicado para personas obesas mayores de 18 años, con un índice de masa corporal mayor o igual a 27.

Dentro de este programa, el Balón Elipse es un dispositivo de apoyo para que el equipo de profesionales sanitarios -médico y nutricionista (o una médico-nutricionista, como la Dra. Ponga)- desarrolle todo un tratamiento que conduzca al paciente a adelgazar y al mismo tiempo, a adquirir nuevos hábitos de alimentación con los que mantener un peso saludable.

El sistema cuenta incluso con una “báscula” inteligente inalámbrica, que conecta permanentemente al paciente con el médico, para que el facultativo pueda hacer un seguimiento constante.

Juntos, el Balón Elipse y el equipo médico, te darán el apoyo necesario para que consigas bajar de peso, ganar salud y sentirte mejor en tu cuerpo.

Share Button

Por qué algunos personas engordan y otras no

Seguro que alguna vez te has preguntado qué hace que algunas personas puedan comer lo que quieran sin engordar. Sobre todo si tú alguna vez has tenido que seguir una dieta o te ha preocupado tu peso.

Para responder a esta cuestión debemos poner el foco en dos factores: tú y tus circunstancias. O lo que es lo mismo: tu organismo y tu contexto familiar.

Los factores biológicos

La herencia genética tiene algo que ver, claro está. Y va más allá de la predisposición mayor o menor del organismo a almacenar la grasa.

Un ejemplo: recientes estudios relacionan la obesidad con la composición de nuestra flora intestinal. Esta, en algunas personas, cuenta con microorganismos que ayudan a no acumular grasa. Y aunque esas bacterias no son parte intrínseca de nuestro cuerpo –son, por tanto, factores externos- sí que tiene que ver con la genética el hecho de que algunas de ellas se heredan, como es el caso de las Christensenellaceae, cuya presencia se vincula a un menor aumento de peso.

Otro elemento que tiene relación con la facilidad para engordar son las hormonas. Las mujeres suelen tener mayor predisposición a almacenar grasa, y cuando llega la menopausia aún se potencia más esa tendencia, aunque este factor siempre va acompañado de otros que lo favorecen, como puede ser el estrés y el sedentarismo.

El entorno y la obesidad

Si no se puede negar las razones anteriores, sí que es cierto que no son la explicación definitiva de por qué se engorda. El contexto familiar y los hábitos nutricionales tienen un peso fundamental en la ecuación.

En muchas ocasiones, padres con sobrepeso tienen hijos con sobrepeso, y en la mayoría de los casos no ocurre por razones genéticas, sino por compartir unos hábitos determinados, y no solo nutricionales, también de comportamientos ante la actividad física, etc.

Unos hábitos correctos no solo nos ayudarán a mantener un mejor equilibrio entre las calorías que ingerimos y las que gastamos, sino que son el camino a una vida más saludable que nos acompañará durante toda nuestra edad adulta hasta la vejez, con menor riesgo de desarrollar enfermedades.

Nuestra sociedad tendrá menos individuos con sobrepeso si ponemos unos buenos cimientos desde la infancia:

  • Alimentación correcta, baja en azúcares refinados y con variedad de frutas y verduras, que deben llenar la mitad del plato.
  • Conocimientos nutricionales: qué comemos, qué nos aporta cada alimento, cómo combinarlos para garantizarnos una alimentación equilibrada y saludable.
  • Ejercicio como parte de la rutina diaria. Todo vale, desde caminar con la familia, jugar con los amigos, bailar, hacer deporte…

Cualquier etapa de la vida es un buen momento para comenzar a seguir estas pautas. Y para aquella grasa que ya has adquirido y no se va ni con dietas, en Gaia Pro Aging te ofrecemos una solución no invasiva y para siempre: Coolsculpting.

Share Button

¿Liposucción o criolipólisis? Cuál es el mejor tratamiento para eliminar grasa

De los métodos que existen para eliminar la grasa localizada, hay dos que sin duda han demostrado una eficacia real: la liposucción y la criolipólisis de CoolSculpting®. Pero ¿cuál de ellos puede ser más conveniente para ti? En este artículo vamos a realizar una comparativa para que puedas elegir con fundamento.

La liposucción es un tratamiento que se utiliza con éxito desde hace cuarenta años. Consiste en la extracción de la grasa mediante operación quirúrgica: una cánulas aspiran la grasa subcutánea. El espacio que ocupaba esa grasa, al quedar vacío. permite que la zona tratada se “encoja” y, de esa manera, se adelgace.

CoolSculpting® se basa en la aplicación de frío controlado en la zona a adelgazar. Las bajas temperaturas alcanzadas provocan que las células grasas, las únicas que se ven afectadas por el frío, colapsen, se destruyan. El cuerpo elimina sus residuos de forma natural. Y la zona tratada permanece con un número menor de células grasas para siempre, porque estas no se reproducen.

Los dos tratamientos tienen algunos puntos en común. Ambos:

  • son eficaces,
  • tratan la grasa más rebelde, la subcutánea. Aquella muy difícil de hacer desaparecer con ejercicio o dietas.
  • sus resultados son permanentes, al eliminar células grasas, que el cuerpo no repone. Si el paciente no se cuida y gana mucho peso, engordará de otras zonas antes que de la zona tratada.

Y aquí se acaban las semejanzas. Porque las diferencias son notables. Aquí exponemos algunas:

  • La liposucción es cirugía. CoolSculpting®, es un sistema no invasivo.
  • La liposucción requiere anestesia. CoolSculpting®, no.
  • La liposucción precisa de baja laboral. Con CoolSculpting®, sales de la sesión de tratamiento y puedes volver a tus actividades al momento.

La dra Ponga, experta y formadora internacional en los tratamientos médico-estéticos más innovadores, amplía en este vídeo los puntos de la comparativa. No te los pierdas.

Seguro que tienes más preguntas sobre tu caso en particular. Ahora es posible perder esos centímetros de las zonas que más te molestan y redefinir tu silueta, sin dolor, en una sola sesión y para siempre. Estamos aquí para ayudarte. Consúltanos sin compromiso.

Share Button