Posts Tagged perder peso

Balón Elipse: la ayuda definitiva para afrontar comidas de negocios sin engordar

Hay muchas profesiones en los que las frecuentes comidas de negocios con los clientes son un requisito obligatorio. Son compromisos laborales en los que es difícil para la persona controlar qué alimentos tomar y en qué cantidades, por lo que, si son muy habituales, suponen una clara situación de riesgo para la salud (colesterol, ácido úrico, …), el peso y la silueta.

Este tipo de comidas, además, van comúnmente asociadas a un factor que recientes estudios científicos califican como un elemento potenciador del aumento de peso: se trata del estrés.

El estrés engorda

Parece probado que ingerir comida con demasiadas calorías de forma continuada bajo los efectos del estrés engorda más que seguir la misma dieta sin sufrir ese grado de ansiedad e intranquilidad.

En estos casos, la presencia de la insulina, la hormona encargada de transmitir al organismo la sensación de saciedad, es mucho más elevada que en situaciones de no estrés. Si persiste la situación, la constante hipersecreción de insulina acaba por insensibilizar a los receptores nerviosos responsables de reaccionar al aviso de “ya has comido suficiente”; nos vamos haciendo resistentes a la insulina y más eficientes en acumular grasa de reserva.

Llegados a este punto, dar marcha atrás es complicado, y cada vez será más difícil con la edad.

Cómo reducir el “riesgo” de las comidas de negocios

Si eres una de las personas que día sí y día también te sometes a este tipo de comidas, hay muchas cosas que están en tus manos para evitar engordar.

Algunas decisiones que te ayudarán las puedes tomar en la mesa: decantarse por los alimentos más simples, menos procesados, sin frituras; preferir guarniciones bajas en carbohidratos: verduras y ensalada antes que patatas fritas o arroz; esforzarte por marcar un ritmo lento a tu comida: no engullas, mastica bien los alimentos, deja los cubiertos sobre la mesa entre bocado y bocado, habla con los demás…

Otras acciones útiles las tienes que llevar a cabo minutos antes de llegar al restaurante -te irá bien tomar una fruta o un tentempié sano para calmar la sensación de hambre-… o días antes: como contar con la ayuda del Balón Elipse.

Balón Elipse: un apoyo único para controlar cuánto comes

El Balón Elipse te permitirá afrontar las comidas de negocios de ahora en adelante sin el miedo a pasarte y te ayudará a recuperar tu peso ideal.

Durante los meses que lo utilices te provocará una sensación de saciedad que te facilitará mantener el control sin ansiedad sobre la cantidad y tipología de los alimentos que ingieras.

En Gaia Pro Aging te podemos informar sobre el Balón Elipse: todas las ventajas de un balón gástrico sin tener que pasar por el quirófano, ni precisar de endoscopia ni anestesia.

Share Button

La importancia del diagnóstico en medicina estética

– Aquí el traumatólogo, dígame.
– Le llamo para saber qué elegir. ¿Qué es más barato: extirparme el menisco o hacerme una sutura?
– Pero, ¿a usted le han hecho un diagnóstico de su rodilla?
– Bueno, yo ya sé que lo tengo roto. Quiero ver la operación que se ajusta más a mi bolsillo.

Esta situación, que casi parece un chiste, se da todos los días (por no decir a todas horas) en un campo de la medicina: la medicina estética.

A Gaia Pro Aging llaman o escriben habitualmente personas interesadas preguntando por el precio de un tratamiento o de un producto, dando por hecho que ya saben lo que necesitan para conseguir el objetivo deseado: rejuvenecimiento, perder peso, perder volumen, eliminar manchas u otras imperfecciones de la piel

La búsqueda de la “ganga” les hace olvidar a menudo que hablamos de medicina, de productos que son medicamentos, sustancias que, como cualquier medicina, provocan unos efectos en nuestro organismo (la piel, por muy externa que sea es un órgano de nuestro cuerpo y veces eso se olvida), efectos que en ocasiones son inesperados, no deseados. Se deja de lado que, ante una situación adversa de este tipo, es fundamental saber manejar el problema, y por tanto, la figura del profesional de medicina estética debe tener en todo el proceso el mismo protagonismo y consideración que tienen otros médicos de otras especialidades. Traumatólogos, por ejemplo.

Para decidir cómo tratar una rotura de menisco hace falta un diagnóstico, basado en el conocimiento y experiencia de una carrera médica y el resultado de pruebas, normalmente la exploración física y alguna prueba médica por imagen.

Igual de imprescindibles son todos esos factores en la medicina estética. De hecho, dada su importancia, en Gaia Pro Aging siempre anteponemos a cualquier tratamiento una primera cita, que dura aproximadamente una hora, y que, para los amantes de los “chollos”, es gratuita y sin compromiso.

El diagnóstico previo

Durante esta sesión, la directora del centro estudia las características personales del/la potencial paciente: edad, estado de la piel, hábitos de vida, objetivo, expectativas…
Una vez cuenta con todos los datos, estudia qué tratamientos son más adecuados para obtener el resultado deseado. Lo habitual es que lo más efectivo y recomendado sea la combinación de varias terapias, cuya suma de efectos se traduce en mayor beneficio para el aspecto y salud del/la paciente, así como una mayor duración de los resultados conseguidos. También es el momento de informar del presupuesto, o presupuestos, porque intentamos ofrecer siempre que sea posible más de una opción.

El diagnóstico de inicio de tratamiento

Una vez el/la paciente ha dado su conformidad a un tratamiento y antes de empezarlo, la dra. Ponga lleva a cabo más pruebas, normalmente una ecografía cutánea, que le permite observar el estado de todas las capas de la piel con anterioridad a la aplicación de las terapias.

De esta manera, cuando avance el tratamiento y se realicen nuevas ecografías, la doctora contará con elementos científicos mesurables para saber hasta qué punto ha mejorado la piel a la terapia aplicada.

En fin, instrumentos médicos y profesionales médicos para una especialidad médica. Algo a tener muy en cuenta antes de decantarse por lo más barato, o dejarse influir por la publicidad, las celebrities o el marketing.

Y, de la misma manera que te informas del prestigio del traumatólogo que operará tu menisco, hazlo también del/la profesional médico que cuidará de tu piel, y elige aquel/aquella cuya trayectoria y reputación contrastable te dé garantías de que va a ser tu aliado incondicional para que tu proceso de envejecimiento sea lo más equilibrado, atractivo y saludable posible.

Share Button

El Balón gástrico Elipse: la ayuda definitiva para perder peso

El balón gástrico es un conocido sistema de apoyo para perder peso en aquellos casos en los que el paciente presenta un grado de ansiedad que le impide ajustarse a una dieta.

Se trata de un dispositivo que se introduce en el estómago y ocupa parte de su capacidad, con lo que se consigue una sensación de saciedad que ayuda al paciente a controlar la ingesta de alimentos.

La efectividad de este sistema ha sido ampliamente comprobada; incluso algunos personajes más o menos populares han utilizado este recurso para adelgazar.

Normalmente se utiliza para situaciones de un sobrepeso considerable, o en las que la salud del paciente está comprometida por sus kilos de más. Este uso restringido se debe, entre otras razones, al hecho de que hasta ahora adoptar este sistema tenía sus complicaciones.

En efecto, el balón gástrico, tal como lo conocemos tradicionalmente, requiere de una endoscopia y anestesia tanto para su colocación en el interior del estómago como para su posterior extracción.

Ahora es más fácil adelgazar

Ahora, el Balón Elipse, de Allurion, viene a revolucionar todo el panorama, con una solución que simplifica totalmente la utilización de este medio para adelgazar.

La diferencia fundamental en relación a otros balones gástricos es su facilidad de colocación:

  • sin cirugía
  • sin endoscopia
  • sin anestesia

El Balón Elipse se instala en el estómago durante una breve visita al médico de unos 20 minutos. El paciente ingiere una cápsula con el Balón Elipse desinflado, unido a un fino catéter. Una vez la cápsula llega al estómago, el médico, a través del catéter, rellena el Balón Elipse de líquido. Luego, extrae el tubo con cuidado… y ¡ya está! El paciente puede marcharse a casa. La mayoría de personas, en uno o dos días puede restablecer su actividad normal.

El Balón Elipse provoca una sensación de saciedad que ayuda a comer menos. Este efecto se pierde con el tiempo, ya que el estómago se acostumbra a ello y deja de tener efecto. De todos modos, en ningún caso el objetivo del Balón es estar dentro del organismo de por vida, sino que está concebido para permanecer solo unas 16 semanas.

Después de unos cuatro meses, el Balón Elipse se desinfla solo, eliminándose por el tracto intestinal de forma natural.

Las únicas molestias suelen darse en las primeras horas, en las que algunos pacientes pueden sentir náuseas o calambres abdominales, que el médico controla con medicamentos habituales.

Elipse, todo un programa de adelgazamiento

El Balón Elipse es un método efímero, para ser utilizado solo durante unos meses. Y es así porque solo es la parte más visible de un programa completo de adelgazamiento, indicado para personas obesas mayores de 18 años, con un índice de masa corporal mayor o igual a 27.

Dentro de este programa, el Balón Elipse es un dispositivo de apoyo para que el equipo de profesionales sanitarios -médico y nutricionista (o una médico-nutricionista, como la Dra. Ponga)- desarrolle todo un tratamiento que conduzca al paciente a adelgazar y al mismo tiempo, a adquirir nuevos hábitos de alimentación con los que mantener un peso saludable.

El sistema cuenta incluso con una “báscula” inteligente inalámbrica, que conecta permanentemente al paciente con el médico, para que el facultativo pueda hacer un seguimiento constante.

Juntos, el Balón Elipse y el equipo médico, te darán el apoyo necesario para que consigas bajar de peso, ganar salud y sentirte mejor en tu cuerpo.

Share Button